¿Para qué utilizamos un seguro a primer riesgo?

Dentro de la póliza de hogar está la opción de poder contratar un seguro a primer riesgo, donde la aseguradora indemnizará hasta la cantidad de dinero que el cliente ha asegurado, es decir, pagará hasta un límite sin tener en cuenta el valor de los bienes asegurados. Las compañías de esta manera pueden evitar posibles estafas y aplicar la regla por infraseguro para diferenciar los bienes que ya están cubiertos a primer riesgo, de los que no lo están. A primer riesgo se suelen asegurar joyas, obras de arte, objetos de valor…

Esta modalidad es rentable si el valor total de los bienes asegurados es alto, ya que nos inclinamos por elegir una cuantía con la que pensamos que será suficiente frente a posibles contratiempos, ahorrándonos el tener que contratar un seguro por el total de nuestros bienes.

Como ejemplo decir que si tenemos un seguro contratado a primer riesgo de 6.000, y sufrimos un robo valorado en 10.000 euros, la compañía solo se hará cargo de los 6.000 euros iniciales, teniendo que hacerse cargo el asegurado de la cantidad restante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Directorio de Comparativa de seguros de hogar