Humedades producidas por Condensación

No hay una norma fija sobre los lugares donde se producen las temidas condensaciones, pudiendo generarse tanto en habitaciones pequeñas como grandes. Aunque en general todos los casos tienen algunas caracteristicas en común.

Las humedades a causa de condensación no están cubiertas por ningún seguro de hogar, al no ser consecuencia de ninguna fuga de agua canalizada sino de una mala ventilación o de un mal aislamiento térmico en contacto con una fuente de humedad próxima, en muchos casos incluso la propia humedad del aire.

Básicamente la humedad por condensación se produce cuando existen diferencias de temperatura entre el exterior y el interior de la vivienda y esto provoca tanto problemas dentro de la propia casa, como, cristales empañados, moho y malos olores, así como sobre las personas, ya que el aire con exceso de humedad, insalubre, y polucionado, puede provocar alergias u otros problemas de salud.

Para combatir la humedad resulta fundamental una adecuada ventilación. El aire que no circula se irá cargando de humedad con facilidad, para evitar que se produzca tal situación deberemos abrir diariamente las ventanas para ventilar la casa, sobre todo aquellas zonas más propensas a padecer condensación. Unos simples minutos al día pueden ser suficientes. Si la habitación no tiene ventana, como ocurre en muchos baños, como mínimo deberemos instalar rejillas de ventilación que lleven al exterior o un extractor eléctrico que ayude a renovar el aire.

Una mala calefacción, o un mal aislamiento térmico, pueden ser también motivo de la aparición de condensación. Hay que tener en cuenta que la condensación se forma cuando la humedad del ambiente entra en contacto con una superficie fría, recordemos el caso del espejo que se empaña con la ducha.

Si las paredes exteriores de la casa están mal aisladas en invierno es posible que aparezca condensación en ellas. Lo mismo ocurre con aquellas ventanas mal aisladas, por ejemplo ventanas de aluminio que no tengan rotura de puente térmico o cristal doble. El metal es muy buen conductor de la temperatura por lo que si la ventana no tiene rotura de puente térmico en invierno los marcos metálicos estarán muy fríos y provocarán la condensación. En un dormitorio en el que duerma gente puede llegar hasta el punto de que por la mañana descubramos un pequeño charco de agua bajo la ventana a causa de la humedad que ha ido condensándose a lo largo de la noche. Un problema serio si tenemos parquet en casa pues posiblemente acabe deteriorándolo. La solución pasa por aumentar la temperatura de las paredes más frías, ya sea mediante su correcto aislamiento térmico, ya sea mediante el uso de calefacción. Otro punto a tener en cuenta es que todo aquel mobiliario que se encuentre pegado a paredes exteriores mal aisladas crea un pequeño espacio entre la pared y la parte trasera del mueble en el que se puede dar condensación con los consiguientes daños tanto para el mueble como para la pared. En estos casos conviene separar unos centímetros de la pared cualquier mueble de cierto tamaño.

Otras acciones que se nos pueden plantear y que debemos tener en cuenta para evitar condensaciones, serían, por ejemplo no cocinar con las ollas o cazuelas destapadas, y de hacerlo al menos que fuese con el extractor de humos en marcha. El vapor desprendido al cocinar los alimentos puede acumularse en el ambiente y acabar formando condensación.

Si nuestra vivienda tiene un problema endémico de condensación y humedad, no resultará buena idea tender la ropa en su interior pues únicamente conseguiremos agravar el problema. Si no nos es posible tender la ropa en el exterior, convendría comprar una secadora. Una buena alternativa sería mantener las puertas de baños y cocinas cerradas para evitar que el exceso de humedad que suele haber en esas zonas se extienda por el resto de la casa.

Si pese a todo el problema de humedades por condensación persiste deberemos instalar un deshumidificador que mantenga la humedad ambiente entorno al 50%. Para evitar tanto desperfectos en el hogar que tendremos que sufragar por nuestra cuenta como problemas de salud, la humedad ambiente nunca debería caer hasta niveles de alrededor del 40%, ni tampoco ascender más allá del 60%.

One Comment

  1. JUAN ANTONIO ARTETXE LEKERIKA dice:

    Llevamos 20 años en una vivienda, donde una habitación da la pared al norte, en Galdacano -Bizkaia. Hasta ahora no ha habido nunca humedades ni condensaciones. Hace 2 años repararon la fachada, moviendo el ladrillo caravista y creemos que han dejado huecos, ya que desde entonces, en el siguiente invierno comenzaron a salir unas manchas de humedad.
    Di parte a mi seguro -GENESIS- de la casa, donde llevaba 15 años, sin dar un parte, y tambien al seguro de la comunidad. Hablaron entre ellos. El seguro de la comunidad dice que es condensación y el seguro mio me dice que es condensación, pero 1 mes despues me expulso de la compañia. Me sento muy mal porque tengo con ellos otros 5 seguros. No me dieron ninguna explicacion…la pedi pero no me dieron ninguna. Me parecio extraño. El seguro vencio el 9 de septiembre 2017. Hace 15 dias me llamaron para ofrecerme otro seguro de esa compañia, porque me tenian catalogado como buen cliente. ¿PUEDE QUE SE ESTAN LIMPIANDO LAS MANOS?. QUIERO CONSULTARLO CON LA ASOCIACION DE CONSUMIDORES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio de Comparativa de seguros de hogar